Tainos en Jarabacoa

Tainos en Jarabacoa

Carnival_002_4412

Desde la infancia se nos ha enseñado que Taínos vivían en Jarabacoa. Aunque es lógico pensar que tal fue el caso, es interesante notar que no hay ningunas referencias arqueológicas para tal suposición.

El récord histórico tampoco apoya la existencia de específicas tribus indígenas en el valle de Jarabacoa. Pero la ausencia de pruebas no es prueba de ausencia. Para entender esa falta de pruebas arqueológicas hay que entender como los Taínos vivían.

Yucayeques

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Recreación de un Yucayeques

Tribus taínos estaban organizados en los claros de la selva en aldeas llamadas yucayeques en dos clases de habitáculos: el bohío circular y el caney grande y rectangular donde habitaba el cacique con su familia. Estas viviendas se construían con hojas de hinea, y maderas de los árboles de capa prieta y canela cimarrona. Para dormir usaban hamacas tejidas de algodón. Ninguno de esas construcciones pudieran sobrevivir hasta nuestros tiempos. Así las únicas pruebas que se podría encontrar son artefactos ceremoniales o de uso diario, así como marcas y petroglifos que acostumbraban poner en cuevas y piedras.

valle (Small)

Valle del Tetero

Pero los únicos petroglifos que se encuentran en el área de Jarabacoa están en el Valle del Tetero.

Valle del Tetero

Aunque la manera más popular de llegar al valle del Tetero es por Jarabacoa y Manabao, está ubicado al este de la provincia de San Juan,  a 1,562 metros sobre el nivel del mar, a cuatro kilómetros de la frontera de La Vega y a casi la misma distancia de la provincia de Azua.

petro

Petroglifo Valle del Tetero

A solo unos minutos de la estación forestal del valle se encuentra una gran roca con los únicos petroglifos Taínos que se conocen en el área (aparte de las Piedras Letreadas en Constanza, que se supone marcaron el centro de la isla como fue medido por los mismos Taínos). El significado de ellos es desconocido, pero se supone que servían como marca territorial o separación entre cacicazgos.

Por La Frontera

Se sabe que en la Quisqueya precolombina existía una división político-territorial entre los varios cacicazgos. Eran independientes uno del otro, y cada uno tenía como gobernante un cacique o jefe, aunque hay historiadores que argumentan que el término rey sería más apropiado. Su gobierno era hereditario por vía matrilineal y totalmente absoluto. A la población se le exigía obediencia y total sumisión.

410814206_2522bb9e7fLos límites de cada cacicazgo eran claros y precisos, ya que los primeros pobladores de la isla utilizaban elementos naturales que con simple observación, permitían establecer hasta dónde llegaba el dominio de un cacicazgo, y el territorio que comprendían cada uno de ellos. Cada cacicazgo estaba dividido en nitaínos, siendo estas demarcaciones de menor categoría.

Copia_de_Cacicazgos_de_la_Hispaniola

Cacicazgos de la Hispaniola

Varios historiadores exponen que Jarabacoa fue parte del cacicazgo de Magua, mientras que otros dicen que fue al de Maguana. Además de eso no hay ningunas indicaciones de un 'Jarabacoa' o ' Xarabacoa' en los nitaínos. El historiador José Gabriel García propuso que Jarabacoa pertenecía a todos cacicazgos y a ninguno de ellos en particular. Por tal el historiador Alcides Díaz Batista explica que la razón fue simple y contundente: no podia ser de ninguno de ellos, pues como punto de referencia, Jarabacoa fue usado por los aborígenes como punto divisorio territorial.

En vía de esta deducción y falta de pruebas arqueológicas a la contraria, podemos llegar a la conclusión que aunque es probable que aborígenes vivían por tiempos en el valle de Jarabacoa, no hay indicación que existían aldeas o poblados fijos o importantes, ya que se trataba de una área fronterizo muy lejos de los centros culturales taínos.

  • Valle del Tetero
  • Estacion forestal
  • El Petroglifo
  • Un segundo petroglifo.
  • El Valle